Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.profesiones.com.mx/ >"Carrera, trabajo y dinero">Consejos financieros para estudiantes>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Consejos financieros para estudiantes

Ser estudiante no es nada fácil, si además de la carga escolar se le agrega la enorme preocupación de mantener el dinero para todos los gastos que se aproximan, es decir libros, material escolar, comida; y después de asegurarse que está todo cubierto, sobre un poco para cosas agradables como salidas al antro, una reunión de amigos en el café, etc.

Lograrlo es complicado pero no imposible. Todo depende del saber aprovechar adecuadamente la condición como estudiante y organizar tus finanzas de manera inteligente. También vale la pena recordar que aunque el endeudarte es probable, la solución radica en qué tipo de deuda se adquiera.

En seguida te mostraremos las diez mejores maneras de financiar los estudios universitarios:

1. Organízate

El orden es la pieza fundamental que tus finanzas necesitan. Haz un listado de tu ingreso semanal y de los pagos que debes realizar en dicha semana. Si lo prefieres, vacía todos los datos en una hoja de Excel para consultas posteriores.

2. Infórmate antes de una compra

Usa el internet y los sitios web para comparar precios de artículos y servicios como la gasolina, seguros de auto, renta, ofertas de telefonía móvil, entre otros. Aparte, haz una lista de compras y síguela de la manera más estricta posible.

Utiliza cupones de descuento para artículos de uso diario y compra productos de la marca de los supermercados siempre que sea posible.

3. Sácale provecho a tu credencial

En muchos lugares, con la credencial de estudiante obtendrás múltiples descuentos, desde el pasaje del autobús hasta en restaurantes. Muéstrala cada vez que vayas de compras, muchos negocios pequeños te darán un descuento del 10 al 15%.

4. Ahorros simples

Pequeños y sencillos ahorros pueden marcar una diferencia en tu bolsillo. Pide prestados libros en lugar de comprarlos y si te es permitido, fotocópialos.

Opta por preparar tu desayuno en lugar de recurrir a las cooperativas, que generalmente aumentan el precio de los productos.

Si vas a rentar un cuarto o departamento busca con quien compartirlo, asi se dividen el gasto.

Si vives en residencias o lejos de casa, aprende a cocinar en vez de gastar en costosos platillos y comida rápida. Asimismo, si decides comer fuera, busca restaurantes o fondas en donde ofrezcan comida corrida o del día.

Guarda todo lo que te ahorres y al final de cada periodo de clases tendrás una mayor cantidad de dinero.

5. Las fiestas también cuentan

No es obligación salir todas las noches a festejar o pasarla bien. De hecho, por el bien de tu salud, tus calificaciones y tu cartera, no deberías. Planifica tus fiestas como cualquier otro gasto.

Calcula cierto presupuesto para una o dos noches por semana. Aférrate a estos días y aprende a decir "no" a otras invitaciones. Un festejo de improvisto y espontáneo puede ser inevitable, pero debes aprender a adaptarte a tus fondos limitados.

6. Diviértete económicamente

Al momento de salir, no olvides aprovechar las ofertas para estudiantes y happy hours, claro, siempre cuidando tu consumo de alcohol. Busca un bar cercano al que puedas ir caminando, evitando las altas tarifas de los taxis.

7. Previene

Muchas cosas tienden a ser menos costosas si se reservan con anticipación. Por ejemplo, entradas para obras de teatro, conciertos y espectáculos en general. Reserva boletos lo más pronto posible sin acudir a tus padres cada vez que se presente un evento importante.

8. Busca empleo

Si bien, tus estudios son la mayor prioridad en esta etapa, el trabajar a la par te permite nivelar tus gastos y sacarte de aprietos. Aunque puede tornarse un tanto pesado por la carga estudiantil y laboral, la verdad es que te ayudará a liberarte de múltiples deudas y de vez en cuando consentirte con lujos pequeños.

Con un poco de organización, un par de horas por semana son más que suficientes. Puedes solicitar un puesto de cajero (a) detrás de un mostrador o en un bar, siempre y cuando los horarios puedan encajar con el tiempo de estudio y la socialización. En vacaciones puedes aumentar las horas a tiempo completo y acumular algunos ahorros.

9. No pierdas de vista tus gastos

Si vigilas tus gastos no te endeudarás por ignorancia. Utiliza los servicios bancarios en Internet y revisa tu cuenta constantemente. Guarda las monedas que te sobren en un frasco o alcancía y en unos meses tendrás dinero suficiente para varias salidas nocturnas con tus amigos.

Pon mucho cuidado en sacar sólo la cantidad necesaria del cajero automático, pues está comprobado que entre más dinero cargues, más gastarás.

10. Hablando de deudas

El endeudarse es inevitable y sobre todo cuando se es universitario, pero como se mencionó en un principio, lo importante es conocer el tipo de deuda que se va adquirir. Infórmate si tu universidad ofrece asesoramiento específico.

Como regla general, las deudas buenas suelen ser préstamos estudiantiles, mientras que las deudas incobrables son las tarjetas de crédito, tarjetas de tiendas y préstamos bancarios. Invierte en la primera y evita a toda costa las segundas.

Política de Privacidad Contacto